Comienzan los trabajos en los rodales demostrativos del proyecto LIFE +REB

COMPARTIR
Señalamiento rebollo

La iniciativa que cuenta con la financiación de la Unión Europea y que finalizará en 2026 ya ha trabajado en 9 de los 20 rodales demostrativos previstos

01/03/2023

Desde otoño de 2022 se están realizando los trabajos correspondientes en los rodales demostrativos del proyecto. Dichos rodales tienen como objetivo probar una nueva selvicultura para las masas de rebollo de Castilla y León que combinen una mayor rentabilidad económica con una mejor conservación de estos ecosistemas, a la vez que se adaptan a las futuras condiciones ambientales producidas por el Cambio Climático. Hasta el momento se ha estado trabajando en 9 de los 20 rodales propuestos, concretamente en los correspondientes a las provincias de Soria, Salamanca, Burgos y Segovia.

Los trabajos consisten en la selección de la zona de implantación del rodal, la instalación in situ de carteles informativos sobre el proyecto, la delimitación de una zona de exclusión en la que no se realizarán tratamientos selvícolas y que servirá para comparar los efectos de la selvicultura frente a la evolución natural, el registro de estadillos de datos de caracterización de la biodiversidad de los rodales, la toma de datos para los estudios comparativos posteriores, el levantamiento de parcelas de LiDAR aéreo y terrestre y el señalamiento de los pies de corta y de los árboles de porvenir (aquellos que se intenta ayudar a crecer por tener las mejores condiciones tecnológicas del rodal).

 

Delimitación en campo de la zona de exclusión

 

Una selvicultura próxima a la naturaleza

La selvicultura propuesta se basa en los postulados de PROSILVA (Selvicultura Próxima a la Naturaleza). Con la corta realizada se pretende liberar de competencia de copas a los pies de porvenir que mayor potencial tienen para conseguir madera de mejor calidad en un futuro. A su vez, se han liberado de competencia a algunos pies de especies acompañantes para diversificar la masa. Durante las labores de señalamiento se han protegido de la corta los pies relevantes desde el punto de vista de la biodiversidad (nidos de rapaces, pícidos y otras especies). Por otro lado, se ha asegurado el mantenimiento de una cantidad suficiente de madera muerta en pie y en el suelo como refugio de insectos y otras especies de fauna estratégicas y, en caso de detectarse un déficit, se han propuesto algunos pies para anillar en pie y otros para dejar trozas de madera en suelo.

El objetivo principal de los tratamientos selvícolas en los rodales demostrativos, es mejorar la calidad tecnológica de las masas de rebollo de modo que haya más cantidad de madera que se destine a productos más rentables y de mayor vida útil (actualmente prácticamente toda la madera se destina a leña, producto de bajo precio), de modo que se aumente los ingresos por las cortas a la vez que se incrementa la cantidad de carbono secuestrado durante largos periodos de tiempo en productos duraderos.

Los rodales demostrativos y los resultados del proyecto derivados de las cortas, servirán para que la industria disponga de madera de rebollo apta para productos de sierra, para que los actores implicados en la gestión y uso de las masas de rebollo vean las bondades de esta nueva selvicultura y para que la sociedad en general considere las cortas de madera de rebollo, incluidos los pies de grandes dimensiones, como actuaciones positivas por su múltiples beneficios ambientales y socioeconómicos que éstas conllevan.

Web del proyecto: https://liferebollo.es/